Datos en tiempo real

22 feb. 2016

La Organización Meteorológica Mundial confirma que 2015 es el año más caluroso jamás registrado... (Fuente Aemet)

En 2015 la temperatura media global en superficie batió todos los récords anteriores por un margen sorprendentemente amplio, con 0,76±0,1 grado Celsius por encima de la media del período 1961-1990. Por primera vez se alcanzaron temperaturas que superaban aproximadamente en un 1 °C las de la era preindustrial, según un análisis consolidado de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).


La OMM combina tres conjuntos de datos de observación reconocidos a nivel internacional con los de sofisticados sistemas de reanálisis, motivo por el cual constituye la fuente de referencia internacional más fidedigna.
Quince de los 16 años más cálidos se han registrado en este siglo, dándose en 2015 tempe­raturas considerablemente más elevadas que las temperaturas récord alcanzadas en 2014. Corrobora esa tendencia a largo plazo el hecho de que el período 2011-2015 sea el quinquenio más cálido del que se tengan registros.
Las temperaturas sin precedentes sobre la superficie terrestre y la del océano en 2015 fueron acompañadas de numerosos fenómenos meteorológicos extremos, tales como las olas de calor, las inundaciones o las sequías graves.
"La suma de un episodio de El Niño excepcionalmente intenso y del calentamiento global causado por los gases de efecto invernadero ha tenido repercusiones graves para el sistema climático
en 2015", dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas. "La intensidad de El Niño irá disminuyendo en los próximos meses, pero los efectos del cambio climático inducido por el ser humano se dejarán sentir durante muchos decenios".
"Por primera vez hemos alcanzado el umbral de 1 °C por encima de las temperaturas preindustriales. Es un momento de reflexión en la historia de nuestro planeta", dijo el señor Taalas. "Si se cumplen los compromisos contraídos durante las negociaciones sobre el cambio climático en Paris y, además, se establecen niveles de reducción de las emisiones más ambiciosos, todavía tenemos la posibilidad de atenernos al límite máximo de 2 °C", añadió.
"El cambio climático tendrá consecuencias cada vez más negativas durante al menos los cinco próximos decenios. Ello pone de relieve la necesidad de invertir en adaptación y no solo en mitigación. Para reducir al mínimo las pérdidas humanas y económicas, es importante que los países mejoren sus sistemas de alerta temprana de desastres. El cambio climático aumenta el riesgo de que se produzcan desastres relacionados con el tiempo, los cuales son un obstáculo para el desarrollo sostenible", manifestó.
La temperatura global que brinda la OMM se deriva principalmente de tres conjuntos de datos, que mantienen al día el Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido y la Unidad de investigación climática de la Universidad de East Anglia de Reino Unido (HadCRUT4); los Centros Nacionales para la Información Ambiental (NCEI) de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos de América; y el Instituto Goddard de Investigaciones Espaciales (GISS), cuyo funcionamiento está a cargo de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). La OMM también se basa en información procedente de sistemas de reanálisis, que usan un sistema de predicción meteorológica para combinar múltiples fuentes de datos y facilitar así un panorama más completo de las temperaturas mundiales, en particular en las regiones polares. La Organización también toma datos de los reanálisis del Centro europeo de predicción meteorológica a medio plazo (CEPMMP).
Todos los conjuntos de datos ?del HadCRUT4, la NOAA y la NASA? indicaban que 2015 era el año más cálido, al igual que el reanálisis del CEPMMP.
La OMM usa el período de referencia 1961-1990, internacionalmente acordado, para medir el cambio climático a largo plazo. La temperatura media global durante ese período fue de 14 °C.
El conjunto de datos sobre la temperatura global de la Oficina Meteorológica de Reino Unido se remontan a 1850 y los de la NOAA y la NASA a 1880.
La OMM publicará en marzo la versión completa de su Declaración sobre el estado del clima mundial de 2015, que brindará información detallada sobre las tendencias regionales, los fenómenos extremos, el hielo marino, la elevación del nivel del mar y los ciclones tropicales. La Declaración provisional de la OMM sobre el estado del clima mundial de 2015 y la del quinquenio 2011-2015 pueden consultarse aquí .
La Organización Meteorológica Mundial es el portavoz autorizado de las Naciones Unidas sobre el tiempo, el clima y el agua
Para más información diríjase a Clare Nullis, agregada de prensa, Tel.: +41 (0)22 730 8478;
+41 (0)79 7091397, correo electrónico: cnullis@wmo.int



Anomalías del promedio mundial anual de la temperatura cerca de la superficie según datos de HadCRUT4.4.0.0 (la línea negra y la zona gris indican el margen de incertidumbre del 95%), GISTEMP (azul) y NOAAGlobalTemp (naranja). Fuente: Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido.

Anomalías del promedio mundial anual de la temperatura cerca de la superficie según datos de HadCRUT4.4.0.0 (la línea negra y la zona gris indican el margen de incertidumbre del 95%), GISTEMP (azul) y NOAAGlobalTemp (naranja). Fuente: Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido.
Anomalías de la temperatura anual (respecto del período 1961-1990) obtenidas a partir del conjunto de datos del HadCRUT4. Fuente: Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido. Esas anomalías se indican en una cuadrícula si se dispone de al menos un mes de datos para tres trimestres (EFM, AMJ, JAS, OND) como mínimo.Anomalías de la temperatura anual (respecto del período 1961-1990) obtenidas a partir del conjunto de datos del HadCRUT4. Fuente: Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido. Esas anomalías se indican en una cuadrícula si se dispone de al menos un mes de datos para tres trimestres (EFM, AMJ, JAS, OND) como mínimo.